Cita Online
 

NOTICIAS IHP

Miércoles, 04 de Julio de 2018
 

Grupo IHP colabora un año más con la acogida de niños bielorrusos en Sevilla y ofrece asistencia pediátrica gratuita

Desde hace doce años, profesionales del centro pediátrico hispalense participan altruistamente en los proyectos de acogida de cada verano de distintas asociaciones y hermandades. En esta ocasión, el trabajo se coordina con la asociación El Consuelo de los Niños de Cantillana y la hermandad del Cerro del Águila.

Grupo IHP colabora un año más con la acogida de niños bielorrusos en Sevilla y ofrece asistencia pediátrica gratuita

Grupo IHP participa un año más en los proyectos de distintas hermandades y asociaciones de Sevilla y provincia para la acogida de niños bielorrusos durante las vacaciones de verano. Anualmente, estas organizaciones desarrollan programas solidarios de asistencia y acogida de niños y adolescentes del país eslavo. El objetivo de esta acogida en la capital andaluza es que los niños de hasta 18 años de edad expuestos a la contaminación existente tras la catástrofe de Chernóbil (Ucrania) en 1986, estén con familias de acogida locales para “limpiarse” de la contaminación y recibir asistencia pediátrica, además de disfrutar junto a las familias de las actividades lúdicas propias de unas vacaciones de verano. Grupo IHP colabora en esta ocasión con la asociación El Consuelo de los Niños de Cantillana y la hermandad del Cerro del Águila, ambas de Sevilla, facilitando asistencia pediátrica gratuita a los niños.

Primera actividad cuando llegan los niños: visita al pediatra

“En Grupo IHP, los niños reciben asistencia médica para ver si tienen problemas de salud. En esta primera asistencia valoramos si necesitan ver a algún especialista: oftalmólogo, cardiólogo, dermatólogo, dentista, etc.”, explica el Dr. Alfonso Carmona, fundador y director médico de Grupo IHP. “Llevamos participando doce años con distintas hermandades y asociaciones. Este año, con la asociación El Consuelo de los Niños de Cantillana y la hermandad del Cerro del Águila que han traído a 30 niños, aunque otros años han llegado a ser hasta 150”, añade.

Las asociaciones y los organismos vinculados al proyecto subrayan la importancia que estas “vacaciones” aportan a la salud y el bienestar de los niños, que están expuestos en su país a situaciones de precariedad y a la radiación que permanece desde la catástrofe de Chernóbil. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, cada mes que pasan en España con una buena alimentación y recibiendo sol, supone en su esperanza de vida una prolongación de año y medio a dos años, y vuelven a Bielorrusia con radiación cero en sus cuerpos.

En este sentido, el Dr. Alfonso Carmona señala cómo está notando una considerable mejoría en la salud de los niños que llegan año tras año: “Tienen una salud de hierro los niños que han llegado este año. Algunas caries, lo más común que están detectando y tratando nuestros pediatras y especialistas, pero por lo demás nada que ver con los problemas con los que llegaban los niños años atrás, con retrasos, problemas de cardiopatías... Si le sumas las mejoras que habrá en sus zonas de origen, con la explosión de salud que reciben aquí, están en general muy bien”.

Disfrutando del verano
Durante esta estancia, las organizaciones y las familias se vuelcan en el cuidado de los niños y en que, además de que reciban asistencia pediátrica y mejoren su salud, también disfruten los días de estancia con actividades propias del verano como ir la playa y a la piscina, al cine y a los museos y reciban el afecto de otros niños y de las familias. Muchos de los niños repiten la experiencia año tras año con una misma familia hasta que superan la edad para participar en estos viajes.

Así, Grupo IHP renueva su compromiso con la infancia colaborando en acciones como este programa de acogida. “Si somos capaces de ir a África para realizar campañas de vacunación cada  año, igual cuando se trata de colaborar en causas que están desarrollándose en nuestra comunidad. Siempre estamos dispuestos a apoyar estas causas”, señala Alfonso Carmona.